jueves, 17 de mayo de 2018

Hacer un mundo mejor

Ella meditó sus palabras.
-Ah, Guido, tu siempre empeñado en remediar los males del mundo.
Él tomó la taza con la mano libre y bebió un sorbo.
-Y no puedo
-Pero eso es lo que quieres, ¿verdad?
Él se quedó pensativo y al fin dijo, como el que confiesa una debilidad.
-Sí
Ella sonrió y volvió a tocarle la mano.
-Creo que basta con querer.
                                               El peor remedio, de DONNA LEÓN

Escritora norteamericana (New Jersey, 1943) que plasma en sus novelas su amor por Venecia, la música barroca y el suspense. Además trata otros temas sociales y ecológicos, sin olvidar su profundo conocimiento de Jane Austen. Me gusta que su comisario, Brunetti, lea a los clásicos griegos y que los alemanes hayan hecho una serie televisiva magnífica, mostrando los bellos rincones del Véneto. Como a Donna, me gustaría vivir allí, mientras tanto, me consuelo con  sus más de veinticinco novelas que transportan a lo mejor y lo peor de la ciudad hermosa de los canales. Ah, y no me creo que ese sea su nombre auténtico, pega demasiado bien.

domingo, 22 de abril de 2018

Gatos y libros en los canales venecianos

Entiendo a Donna Leon: También me gustaría quedarme a vivir en Venecia. Creo que he sido un poco injusta y no le he dedicado un ratito, mejor dicho, he dedicado muchos ratitos a sus novelas del Comisario Brunetti, que me ha compensado con creces por el disfrute que proporcionan. Por tanto, me replanteo
comentar algún pasaje de sus novelas que me haya parecido hermoso o interesante. Eso será en la próxima entrada.
Ahora el tema es Venecia.

La belleza que esta  ciudad mantiene
 desde hace más de 700 años te
transporta al barroco más artístico,
más exuberante y espléndido. 
La basílica de San Marcos 
a la arquitectura bizantina
más elegante y etérea.
El tiempo se ha detenido 
incapaz de atravesar tantas callecitas, 
tantos laberintos y tantos puentes. 
Puentes pequeños, medianos o grandes, 
creo que casi 500 y cada uno con su 
particular donaire y hermoso nombre:
De los suspiros, de la Academia, de Rialto,
de los descalzos...
El espíritu de Lord Byron planea 
sobre la ciudad más romántica del mundo. 


Los gatos adornan la librería Aqua Alta y se dejan tocar , exhibiendo una infinita paciencia con tantos turistas a quienes emociona acariciarlos. Este concretamente, miraba perdonándonos la vida. Había otro negro, que posaba cual deidad egipcia. Gatos y libros. Mi combinación favorita. Gatos, libros, agua. Es Venecia
*

miércoles, 21 de febrero de 2018

No tengo cosas

Reflexiones sobre unas frases oídas en un centro comercial a una joven.
No tengo coche, 
no tengo casa,
no tengo trabajo,
no tengo una vida envidiable. 
Ella  se lo decía a alguien por teléfono. Tuve que contener mis ganas de preguntarle, ¿Qué tienes? ¡Enfócate en lo que tienes!
Salud, hijos, pareja? Juventud, eso lo vi. Quizá 30 años, o menos.
Optimismo, valentía, perseverancia, bondad, integridad, fantasía, empatía y otras muchas cualidades  más, que puedes tener y hacer que tu vida esté llena de todo eso que nadie te puede quitar y es la esencia de una misma. Al final lo que no tienes son cosas, cosas que compra el dinero, que si bien es necesario, no es lo más importante. Te deseo que puedas dedicar tu tiempo a lo que te guste, que ello te reporte algún dinero y que seas consciente de todo lo que sí tienes. En fin :¡Qué seas feliz!

Ellos están ahí, sin saber que tienen una camita blandita y cómoda. Se ponen en el vater de mamá, hasta que ella llegue y les enseñe que tienen algo mejor, pero ¡Hay que saber apreciarlo! Por que estar, está.

martes, 6 de febrero de 2018

Miel de alegría

El resumen del viaje a Viena, era una trilogía, que por alguna razón se quedó sin acabar y lo cierto es que ya no recuerdo bien lo que decía la entrada. Eso sí, iba sobre el Danubio. Un río grande y mítico para quienes lo más que conocíamos de él era el vals, el rítmico y elegante Danubio Azul. Que este día de finales de Diciembre de 2017, no estaba azul, sino gris y desde esta orilla no se apreciaba muy bien, pero a los patos, se les veía felices. Porque en eso consiste la vida, en ser feliz con lo que te toca vivir, donde estás, con tus circunstancias. Que si te gustan las naranjas, pero la vida te da limones, pues en lugar de quejarte de lo agrio, pues les pones una cucharadita de miel de alegría, miel de paciencia, miel de optimismo, miel de no hay mal que cien años dure, de la que tengas más a mano, o te sea más fácil conseguir. De eso se trata, de encontrar lo positivo.

domingo, 14 de enero de 2018

Lo mejor de Viena


Una vez repasadas las bellezas sobresalientes de Viena, quedan mis favoritas. Los dos momentos sublimes en los que conscientemente me dediqué a crear recuerdos para echar mano de ellos en el momento que lo necesite o que me plazca volver a sentir aquellas emociónes .
Escuchar un concierto en directo de música clásica, de los Strauss, Mozart, Verdi, etc. es algo que disfruté y guardé bien. Para siempre.
El otro recuerdo imborrable que intenté sentirlo y quedarme con esas sensaciones hermosas, fue, la visita a la Biblioteca Nacional. La misma de la que disfrutaba el emperador Francisco José y su esposa Sisí. Volúmenes recopilados cuando aún no existía la tecnología, en un recinto con una decoración barroca de belleza y colorido espectacular. Una sala que mirases donde mirases todo era hermoso, columnas, pintura, escultura, suelo, techo, paredes, escaleras, estantes y ...libros. Miles de libros.

Visita a Viena



Pasear por Viena en Navidad es un placer sensorial, frío y elegante. Placer por la emoción que trasmite la belleza arquitectónica de sus palacios. A derecha, a izquierda, de frente, al fondo. Mires donde mires, puedes ver un hermoso edificio de diferentes estilos, aunque la mayoría barrocos, que desde el siglo XIII al XX edificaron prestigiosos constructores.  Vestigios del imperio occidental que con Felipe II, superó en extensión al Imperio romano. Fernando I de Austria, hijo de Juana  de Castilla y hermano de Carlos I de España, tuvo las coronas de San Wenceslao y San Esteban. Me gustó volver a oír la historia de Austria tan relacionada con España.
San Esteban es también esa hermosa catedral que se ve de cualquier sitio, porque las iglesias también provocan admiración, la Ópera, el Ayuntamiento, el Parlamento, con Atenea. Resumiendo la visita a Viena fue un festín para los sentidos : Mirar belleza.

Tan tarde



Los días se suceden uno tras otro, una actividad tras otra, la mayoría agradables. Acaba el 2017 y ni una felicitación navideña, ni una reflexión sobre ese año que termina, sobre los acontecimientos o los hechos relevantes para mí que marcaron este año que acaba en 17. Me encanta
Y como soy muy refranera: Más vale tarde que nunca:¡Feliz Año Nuevo! a mitad de Enero.
Esto me ha pasado por hacer poco caso a Henry David Thoreau, cuando dice: Que tus asuntos sean tan pocos que puedas contarlos con los dedos de una mano. Pues no lo sé hacer, mis asuntos son siempre más. Claro que Henry no tenía hijos, ni hijas que a pesar de su mayoría de edad, necesitan hablar y que las escuchen a cualquier hora del día o de la noche. Henry tenía hermanas. Cuando su padre murió, como era costumbre en el siglo XIX, se ocupó de ellas a falta de marido que lo hiciese. Más tarde cuando pensó que podía morir,  preparó sus escritos para su publicación y así poder dejar alguna renta. Imposible adivinar los réditos que en el futuro darían sus reflexiones, escritas más bien para sí mismo.